jueves, 9 de diciembre de 2010

Interpretando la letra "Musica de fondo para cualquier fiesta animada"

Como siempre digo una canción de Charly nunca es sólo una canción. Siempre es una obra de arte con contexto, mensaje, estado de ánimo y todo lo que transmite un gran cuadro, una gran película o una gran ópera. Les dejo una histórica para ver si la tenían así. De más está decir que es mi manera de interpretarlo. En cada Interpretando... trato de chequear lo que me parece pero no siempre encuentro una explicación que me cierre y finalmente me quedo con un poco de cada cosa y formo mi propia idea.
Esta es del disco “Pequeñas anécdotas sobre las instituciones” donde cada tema critica a cada una de las instituciones más comunes de nuestra sociedad por aquellos días con sutil y perfecta ironía. El matrimonio entre otras y hasta la censura tomada como institución en “Las increíbles aventuras del señor tijeras”. El disco se editó en diciembre de 1974 y tuvo dos temas censurados “Botas locas” y “Juan represión”, como las únicas dos letras que el poder pudo entender que eran “peligrosas”. Alguna vez, hasta llegué a pensar que García escribió esas dos letras para despistar del resto. La que elegí, le pega duro a los poderes del gobierno, algunos dicen que le pega a la justicia, yo no. No había justicia en esa época a la que se le pudiera pegar. Para apreciarla por completo, hay que escucharla, la música acompaña de manera impecable cada situación y se torna dramática o sublime cada vez que la letra lo indica.

Música de fondo para cualquier fiesta animada (Sui Generis)

Había una vez, resultado de un juez
Que era amante de los jueves.
El comienzo sólo dispara y avisa que contará una historia, en el primer renglón ya se sabe que le tocará al juez y en él personifica a quien debiera impartir justicia o al poder.
Un gran señor que sufría el deshonor
De sus sirvientas infieles.
Al poderoso no lo quiere nadie. Sus sirvientes (el pueblo) están obligados a obedecer.

Y una mujer neurótica sirviendo el té
En las habitaciones de algún juez
Disponible el primer jueves del mes.
Critica a las mujeres de los poderosos y las personifica en esclavas de ellos cuando dice “sirviendo el té”. Resignadas y encerradas en sus habitaciones para que el señor les de sexo cada tanto “disponible una vez por mes”

Había una vez, una casa con tres
Personas en una mesa
Uno en inglés, otro hablaba en francés
Y el otro hablaba en caliente
(los tres poderes, legislativo, ejecutivo y judicial). Acerca de los idiomas, el que habla inglés es el que obedece a los pedidos del norte, el que habla francés es el que desentona con eso y el que habla en caliente es el que obedece y ejecuta sin pensar.

Cada uno mantenía su conversación
Que giraba en tres temas en cuestión.
Entre ellos no se entienden.

Amor libre, propiedad y represión
Y en la casa la noche pasa amablemente
El señor con el juez, y el juez indiferente
Si alguien se ríe
Amor, propiedad y represión son los temas de los que se habla y ellos son indiferentes a todo y a todos. Les da lo mismo que la gente este feliz o no.

Había una vez, un país al revés
Y todo era diferente
Todo el dolor, el oro y el sol
Pertenecían a la gente
En esa casa dividieron el pastel
Y no dejaron nada sin comer
.
La bandeja se la llevó la sirvienta Esperado y sublime final. Se robaron nuestra felicidad y se quedaron con todo. A la sirvienta (el pueblo) le dejaron la bandeja vacía.



Y después dicen que la letra de Cambalache esta siempre vigente. Y esta?