domingo, 15 de junio de 2014

BRASIL 2014

Me pregunto si el fútbol es como la vida o la vida como el fútbol. Quizás sólo sea mi fantasía, y mi forma de ver las cosas sólo a través del fútbol, sea un tema mío. Pero no es lo mismo un mundial que otro. La ilusión es la misma pero entre uno y otro siempre hay algo que los diferencia y uno cree que el que llega, el que empieza en esos pocos días, es especial. Bueno, para mi este es especial. Es el primer mundial sin vos, sin el transportador genético de mi pasión por la redonda. Un mundial es una de las cosas que mas te une a tu viejo o al revés y volvemos a lo mismo.
Lo rigurosamente cierto es que hace unos días soñé con vos, te tuve enfrente, toque tus manos y tu cara y tu nariz estaba fría. Cuando me desperté, sólo me hicieron falta un par de minutos para asociarlo con el mundial. Tuvimos la suerte de ver a Argentina campeón las dos veces que lo fue. En el 78 era muy chico pero la Argentina era tan especial que me acuerdo todo. En el 86, todo fue distinto, vos laburabas y no podías ver los partidos pero a la vuelta yo te contaba todos los detalles.
Pensar en un mundial sin debatir con vos quien jugó mejor y quien no rindió, me resulta extraño. Desde que me vine a Córdoba, las charlas solían ser telefónicas pero nunca paso un mundial sin que al menos viéramos un partido juntos. Este será el primero. Me acompañará la dupla Gomez-Gomez y no sabes que lindos que están. Ya tienen el veneno en sus venas y traspiran la pasión igual que yo, igual que vos.
Se que con cada gol de Argentina, con cada triunfo o cada fracaso estaré esperando tu llamada. Es que la emoción del gol no es completa si el teléfono no suena al final, sin tu vos diciéndome -“te dije que lo ganábamos” o -“no jugamos a nada pa”, “así nos volvemos en cualquier momento”.
Cuando te fuiste tuve miedo de olvidarte, de perder el timbre de tu vos o de olvidarme de tus expresiones. No hago ningún esfuerzo por recordarlas, están conmigo todo el tiempo.

Lo mas especial de este mundial es que hoy juega Argentina, justo el día del padre, justo mi primer mundial sin vos. Te quiero viejo.

Te extraño un montón.

Feliz y vamos Argentina carajo!!!